Descubre cuáles son los mejores patinetes eléctricos del mercado

Los mejores patinetes eléctricos permiten moverse por la ciudad a buena velocidad, una facilidad que siempre se agradece, sobre todo en las grandes urbes a causa de las largas distancias que, en muchas ocasiones, implica. Este novedoso medio de transporte se ha encargado de resolver ese problema, hasta el punto de que ha ido ganando terreno gracias a su sostenibilidad y a las prestaciones que ofrece a la hora de moverse por los núcleos urbanos de mayor tamaño.

De ese interés creciente por una mejor movilidad se han hecho eco varias marcas para lanzar un producto que agiliza enormemente un trayecto grande y sin generar contaminación alguna, con mayor o menor autonomía, y que brinda información al usuario en términos de nivel de batería.  

Para que sepas con certeza cuál es el que se puede adaptar a ti, en Shoptize hemos elaborado un Top 5 de los que mejor rendimiento te pueden ofrecer en la actualidad.

Y es que siempre se agradece ahorrarse, aunque sea solamente unos minutos, a la hora de ir al trabajo, a hacer un recado u otro deber diario, y para ello lo mejor es contar con este producto eficiente energéticamente que hace más fácil recorrer largas distancias.

Las 5 mejores propuestas de patinetes eléctricos 2020

Conviérte en el amo de la ciudad gracias a esta selección de los 5 mejores patinetes eléctricos en cuanto a nivel de prestaciones que se pueden encontrar en el mercado.

Sus neumáticos Honeycomb de 8,5 pulgadas absorben fácilmente los golpes procedentes de la superficie sobre la que circula este patinete. Por ello, es apto para la práctica totalidad de superficies incluidas las que cuentan con ciertos obstáculos o baches.

Su transporte y almacenamiento tampoco son complicados en exceso ya que es plegable y solamente pesa 12 kilos. Además, gracias al control inteligente que proporciona la APP Control, el usuario puede saber a qué velocidad está circulando y la distancia recorrida, entre otros datos. También ayuda a configurar las luces del manillar, de la rueda trasera y las dos delanteras. Consta de un motor que tiene una potencia de 350 vatios, 3 niveles de velocidad que permitirán al usuario adaptarlo a las circunstancias de su viaje y alcanza una velocidad máxima de 25 km/h.

Sus 9,9 kilos de peso, así como su plegabilidad, su batería recargable en 3 horas máximo y la cantidad que puede soportar del usuario (100 kilos) hacen de él un patinete cómodo, a pesar de que no tenga la velocidad máxima del anterior (alcanza los 20 km/h).

Incorpora freno eléctrico y manual en su rueda trasera, así como luz y reflectores. Su seguridad se cimenta en una suspensión delantera y en una rueda trasera que lleva la solidez por bandera.

Además, cuenta con protección al agua, concretamente a salpicaduras. Su versatilidad es tal que puede inclinarse a un ángulo máximo de escalada del 10 %, una capacidad al alcance de pocos.

El tercer modelo de esta lista sobre los mejores patinetes eléctricos tiene nada más y nada menos que 45 kilómetros de autonomía, lo que hará que no te tengas que preocupar por recargar la batería hasta dentro de un buen tiempo y, en caso de que su fin se aproxime, la APP del fabricante te avisará para que puedas anticipar.

Cuenta con 3 modos de velocidad: ECO, Estándar (E) y Deportivo (S). Por lo que también se le puede calificar como un patinete versátil, incluso en condiciones de poca luminosidad gracias a su faro ultra-brillante.

La seguridad corre a cargo de su sistema de doble freno con disco y antibloqueo. Sus neumáticos de 8,5 pulgadas absorben con suma facilidad los golpes que pueden proceder de los baches encontrados en la superficie. Pesa solamente 14,2 kilos y es plegable, con lo que la comodidad es otro aspecto que tiene presencia.

Su comodidad, riqueza de prestaciones y la seguridad que brinda al usuario le hacen único.

Su excelente relación calidad-precio es argumento de suficiente peso para considerarlo uno de los mejores patinetes eléctricos del mercado. Es más ligero que los 3 modelos anteriormente detallados puesto que pesa solamente 10,2 kilos, aunque no alcanza tanta velocidad ya que es capaz de llegar a los 20 km/h. Su batería de 5.000 miliamperios le garantiza una autonomía comprendida entre 8 y 12 kilómetros de distancia.

Consta de suspensión delantera y un maridaje perfecto entre freno mecánico y eléctrico sobre el que se cimenta su seguridad. Soporta un total de 70 kilos, con lo que es adecuado para personas jóvenes o que cuyo peso no alcance esa cifra.

A diferencia de los anteriores, cuenta con un sillín desmontable que puede suponer un plus de comodidad incalculable para el usuario si no le gusta pasar demasiado tiempo de pie sobre el patinete. No obstante, también es plegable.

Su batería de 7.500 miliamperios le permite alcanzar hasta 25 kilómetros de distancia de manera autónoma. En cuanto a sus prestaciones, cuenta con un sistema de control crucero, el cual se activa tras mantener pulsado el botón principal del patinete durante 8 segundos para acomodar la conducción al usuario y ahorrar una cantidad de energía que puede ser necesaria más tarde. Su comodidad y autonomía son, en definitiva, sus valores diferenciales y lo que le sitúa como uno de los mejores patinetes eléctricos que se pueden encontrar en la actualidad.

Consejos para comprar un patinete eléctrico

Uso que se le vaya a dar

De las primeras cosas que debes saber es para qué lo vas a usar exactamente: ir al trabajo, al parque, para ir en grupo con los amigos, etcétera. De la respuesta que des a esa pregunta dependerán algunas propiedades como la potencia, la autonomía o la velocidad máxima que alcanza.

Suspensión

Si lo vas a emplear para ir sobre terrenos rocosos, empedrados o que supongan una dificultad para circular con él, lo ideal es que prestes atención a las suspensiones que contiene para que, llegado el caso, aproveches sus magníficas amortiguaciones ante vibraciones continuas que pueden llegar a ser muy desagradables.

Potencia

Si en tus trayectos hay zonas con pendiente y cierto desnivel, es recomendable que el patinete eléctrico que vayas a adquirir tenga un buen nivel de potencia para que subirlas no sea un trabajo costoso para ti.

Velocidad

Si eres de l@s que le gusta hacer las cosas en el menor tiempo posible este aspecto debe tener una gran importancia en tu decisión final de compra. Una buena velocidad punta ahorrará un tiempo de oro para hacer todo tipo de tareas que tenías pensadas hacer con él.

Transportabilidad

Cuando se acaba el trayecto, lo deseable es que el transporte del patinete sea coser y cantar, por lo que es fundamental fijarse, por un lado, en el peso (tanto el del producto como el que puede llegar a soportar) y, por otro, que sea plegable de tal forma que no suponga una carga llevarlo a mano a su particular lugar de estacionamiento.

Batería

Es el aspecto que marcará la fluidez con la que hagas cada viaje a bordo del patinete. Una batería de gran capacidad y recargable en poco tiempo evitará que tengas que mirar constantemente cuánto le falta para acabarse y te enfocará a disfrutar de la experiencia que ofrece.

Seguridad

Si no viajamos segur@s sobre él, mejor no comprarlo. Es clave hacer hincapié en los materiales con los que se ha fabricado, que los frenos hagan correctamente su función, que lleve luz para lidiar con condiciones de escasa luminosidad, que el chasis sea indestructible, etcétera.

¿Qué es un patinete eléctrico y para qué sirve?

Un patinete eléctrico es un aparato que permite al usuario moverse por un ámbito urbano, rural o natural a cierta velocidad y que puede ser almacenado con suma facilidad gracias a que, en la gran mayoría de casos, es plegable.

Los diferentes tipos de patinetes eléctricos

  • Monociclo: solamente tiene una rueda y dos pedales que sirven para que el usuario coloque sus pies. Fáciles de usar y uno de los mejores patinetes eléctricos para escoger.
  • Hoverboard: consta de dos ruedas, un soporte sobre el que se colocan los dos pies en horizontal.
  • Monopatín eléctrico: tiene la misma forma que el tradicional, con una tabla que, a suvez, cuenta con 4 ruedas dirigidas por un motor eléctrico.
  • Segway: sus ruedas son especialmente grandes en comparación con los de otras tipologías. Además, incluye manillar y se diferencian también por su gran potencia.

Consejos para cuidar un patinete eléctrico

  • Evitar que la batería se descargue por completo: según varios estudios, su vida útil disminuye a medida que a mayor número de veces de descarga, menor será el tiempo potencial de aprovechamiento.
  • Gestionar el tiempo de aceleración de manera óptima: si se mantiene el acelerador a tope durante un largo rato, el consumo de la batería puede acelerarse y, con ello, llegar más pronto a su fin.
  • Fijarse en las instrucciones para averiguar cuál es la cantidad adecuada de aire que tienen que tener las ruedas.
  • Cambiar frecuentemente las pastillas de freno para evitar que las originales se desgasten demasiado y el patinete carezca de las prestaciones suficientes para frenar en un momento dado.
  • Limpiar el patinete eléctrico con un trapo que lleve un poco de agua y jabón para, posteriormente, emplear solamente agua y acabar con los restos del material de higiene mencionado.
  • Usar cepillo para limpiar los elementos mecánicos como el motor, la cadena o la correa ya que es el utensilio más seguro.

Hasta aquí el asesoramiento de Shoptize para que adquieras uno de los mejores patinetes eléctricos. Asegúrate de que se ajuste a tus necesidades y circunstancias. Ahora eres tú quien debe decidir cuál va a ser tu inseparable compañero de viajes.