Siemens Vs Bosch ¿Qué marca es mejor?

Siemens Vs Bosch ¿Qué marca es mejor?

Son dos de las marcas de electrodomésticos más populares. Ambas han marcado a generaciones y generaciones de familias. No obstante, surge una pregunta: ¿Cuál de ellas es mejor? Para averiguarlo en las siguientes líneas se van a enfrentar ambas marcas en una pelea que tendrá sólo un ganador, Siemens vs Bosch.

El impacto que han tenido en la vida de millones de hogares justifica completamente la elaboración de este texto, en el que se va a desgranar cada uno de los aspectos en los que una sobresale sobre la otra. A pesar de que a primera vista puedan parecer muy similares entre sí, las diferencias existen.

Hay que recordar que las dos pertenecen al mismo grupo empresarial. Este hecho ha podido condicionar en gran medida esa percepción del consumidor sobre las similitudes que guardan los productos que han lanzado al mercado durante décadas.

Sin más dilación, aquí tienes la comparación entre ambas marcas para que tengas una idea muy clara acerca de las virtudes que ofrecen una y otra al usuario desde sus diferentes electrodomésticos.

¿En qué gana Siemens a Bosch?

Lavavajillas más eficientes y versátiles

En lo que a consumo energético y de agua se refiere, los lavavajillas de Siemens superan a las de Bosch al poseer el certificado A+++ en una mayor cantidad de modelos. Al mismo tiempo que sus dispositivos consumen una menor cantidad de litros. Apenas superan los 2.000 anuales. Esto es una gran diferencia respecto a los más de 3,000 litros anuales que consume un producto de Bosch de este tipo.

Además, cuentan con un mayor número de programas para ofrecer al usuario. Esto le otorga, a su vez, una mayor versatilidad a la hora de satisfacer sus necesidades. Al mismo tiempo que se adapta, sin inconvenientes, a los diferentes tipos de suciedad que se pueden incrustar.

Color: Blanco

Nivel de ruido: 48 dB

Dimensiones del producto: 60 x 60 x 84.5 cm

Peso: 45 kg

Capacidad: 1 Kg

Lavadoras más rápidas y silenciosas en centrifugado

El segundo punto de la comparativa también cae del lado de la primera ya que presenta modelos de lavadoras capaces de ofrecer una mayor frecuencia. La misma puede alcanzar los 1400 rpm a la hora de llevar a cabo lavados en centrífugado. Por otro lado su hermana ofrece, en la mayoría de los casos, productos cuya velocidad en este aspecto oscila entre los 1.200 y 1.400 rpm.

Y eso no es todo, porque los decibelios de ruido que pueden alcanzar un modelo de Siemens no suelen llegar a la barrera de los 75, mientras que los de Bosch la superan con frecuencia al situarse en 76.

Frigoríficos que facilitan el descongelado

Los frigoríficos Siemens procuran que el hielo y la escarcha, generada en los alimentos almacenados en el congelador durante mucho tiempo, no sean un lastre para el usuario a la hora de descongelarlos. En muchos casos presenta la opción de llevar a cabo un descongelado automático. Otro punto para ella en este duelo Siemens vs Bosch.

Por su parte, Bosch sí que es verdad que incorpora tecnología NoFrost para alargar la “vida útil” de los alimentos al igual que su marca hermana, pero no hace tanto hincapié en la deformación de los elementos mencionados en el anterior párrafo y que son un obstáculo para el usuario.

¿En qué aspectos es mejor Bosch vs Siemens?

Un paso más allá en lavadoras

Si bien Siemens tiene, tal y como se ha dicho al principio, el certificado A+++ de eficiencia energética. En el caso de las lavadoras Bosch este llega más lejos ya que, además de poseer esa distinción, ahorran un 30 % de consumo energético.

Además, muestra una mayor sensibilidad por el exceso de ruido y las alergias del usuario. Esto último gracias a su motor EcoSilence, encargado de reducir al máximo el ruido que pueda ocasionar, y su certificado ECARF.

Dimensiones del producto: 15 x 15 x 15 cm

Peso: 50 kg

Eficiencia energética: A++

Capacidad: 8 kg

Más cubiertos en el lavavajillas

El espacio brindado para colocar el conjuntos de cubiertos es mayor en Bosch. Con esta marca se puede superar, con holgura, la decena. Por otro lado, en los productos de su hermana la capacidad ofrecida no puede albergar una decena de cubiertos.

Eso por no hablar del cuidado que tiene con los productos de plástico, y otros materiales sensibles al calor, merced a su accesorio oculto encargado de la protección frente a posibles quemaduras. Este último es un complemento que no es frecuente en Siemens.

Frigoríficos más cómodos y económicos

Bosch coloca la igualada en el marcador gracias, por un lado, a su diseño más cómodo cimentado en una colocación liviana de las franjas sobre las cuales se guardan los alimentos. Esto último se aplica tanto en la parte de la nevera como en la del congelador, y permite evitar que el usuario se tenga que agachar y adoptar posturas nocivas para la espalda a la hora de coger lo que quiera.

Por otro, sus niveles de precio son más bajos que los vistos en los modelos de Siemens. Bosch ofrece una mejor relación calidad-precio que su hermana. Por ello respecto a precios la balanza se inclina a su favor en la comparativa de Siemens Vs Bosch.

¿Cuál es nuestro veredicto final?

Tras una disputada batalla la ganadora es la marca Bosch. Gracias a su mayor tacto con los productos que almacenan. Así es, declaramos a Bosch como la marca ganadora inclusive teniendo en cuenta que el rendimiento de ciertos productos de Siemens sea superior.

No obstante, la diferencia de precio entre los productos de una y otra no se corresponde para nada con la realidad. Esto refuerza aún más el desenlace de la pelea, Siemens Vs Bosch, a favor de la segunda.