¿Cómo limpiar las brochas de maquillaje? Descúbrelo aquí

¿Cómo limpiar las brochas de maquillaje? Descúbrelo aquí

Si llevas años maquillándote y aún no sabes cómo limpiar las brochas de maquillaje, es probable que ya hayas experimentado algunos de los problemas asociados con este descuido. Por ejemplo, que las brochas no te duren más de unos pocos meses. Aprender a hacer esto de la forma correcta puede incluso evitarte problemas de salud tan relevantes como una infección cutánea.

¿Cómo limpiarlas en 5 pasos?

Antes que nada, debes saber que limpiar tus brochas de maquillaje tiene sus exigencias en cuanto a múltiples factores que conocerás a lo largo de esta guía. Uno de los más importantes es la frecuencia, que en general oscila los 15 a 30 días entre una y otra limpieza, dependiendo de variables como la regularidad con la que te maquillas y los tipos de brochas que hay (las de pelo natural se tienen que lavar con la mayor frecuencia).

¿Por qué hay que diferenciar entre los distintos tipos de brochas?

Para garantizar los mejores resultados de limpieza sin estropear la brocha, es necesario separar las de pelo natural de aquellas con cerdas sintéticas. ¿Por qué? Pues porque las primeras son mucho más delicadas, por lo que deben ser lavadas con productos y métodos más suaves. Mientras que las segundas pueden aguantar una limpieza más profunda y agresiva, ya que el material sintético es más resistente. Por ello, si te preguntas cómo limpiar las brochas de maquillaje, debes saber que reconocer los distintos tipos es un aspecto muy importante.

¿Cómo elegir los productos de limpieza más apropiados para cada brocha?

Lo más habitual es que un kit de maquillaje cuente con ambos tipos de brochas. Si este es tu caso, tendrás que usar diferentes productos para optimizar la limpieza de una y otra. Por ejemplo, si quieres aprender a limpiar las brochas de pelo natural, tienes que empezar por reconocer que estas necesitan jabones suaves, incluso un champú viene bastante bien para este tipo de brochas.

En cuanto a las brochas de cerdas sintéticas, se pueden lavar más rápido con un lavavajillas convencional. Estos jabones son más agresivos, por lo que ofrecen mejores resultados a la hora de remover residuos y en menor tiempo, todo esto sin dañar las cerdas.

Por otro lado, incluir aceites como el de oliva o el de almendras también es una excelente opción porque así no solo te encargas de limpiarlas a más profundidad, sino también de mantener la suavidad y flexibilidad de las cerdas. En este caso, primero se limpian las brochas con aceite y posteriormente con agua y jabón.

¿Cómo aplicar un método de limpieza distinto para cada tipo de brocha?

Si quieres saber cómo limpiar las brochas de maquillaje correctamente, primero debes aprender a diferenciar los distintos tipos ya que hay distintos métodos para limpiar las brochas naturales y las sintéticas. En las primeras es donde más conviene realizar una doble limpieza, primero aplicando el aceite con un papel cocina y frotando suavemente los pelos. Verás como los residuos se adhieren al papel. Luego las puedes lavar con agua y un champú o jabón neutro sin restregar con demasiada fuerza.

Aprender cómo limpiar las de cerdas sintéticas es más sencillo, ya que no hace falta invertir tiempo extra en tratarlas con extrema delicadeza. En estas también viene bien aplicar el aceite, aunque al admitir jabones más potentes no es tan necesario porque los residuos se eliminan con mayor eficiencia.

Indistintamente de que sean brochas de pelo natural o de cerdas sintéticas, el método general consiste en:

  1. Remojar los pelos de la brocha.
  2. Aplicar el jabón, champú o lavavajillas sobre la palma de tu mano o cualquier otra superficie suave.
  3. Restregar en círculos la brocha sobre la palma de la mano, sin presionar demasiado para no afectar la base de las cerdas.
  4. Aclarar con agua tibia sin dejar rastros de jabón.
  5. Un punto muy importante sobre cómo limpiar las brochas de maquillaje es que en todo momento las mismas deben mantenerse con las cerdas hacia abajo para evitar que el agua se filtre en la virola (la base metálica que une las cerdas y el cuerpo de la brocha).

Si se filtran gotas de agua en la virola, es probable que las cerdas se queden mojadas durante mucho tiempo, lo que acabará debilitando la base y generando el desprendimiento de algunos pelos.

¿Cuáles elementos que facilitan el lavado de cualquier brocha?

Te encantará saber que en el mercado existen diferentes elementos especialmente diseñados para facilitar el lavado de brochas para maquillaje. Por ejemplo, hay guantes que llevan relieves de goma en la palma para alcanzar más fácilmente la suciedad entre las cerdas.

Asimismo, existen jabones especiales para brochas tanto sintéticas como naturales, así como limpiadores eléctricos diseñados para limpiar brochas de maquillaje.

¿Cómo secar las brochas correctamente?

Lo más importante es que sin importar el tipo de brochas que sean, luego de la limpieza, estas deben quedar completamente secas. Como ya se mencionó anteriormente, los pelos de las brochas se pueden deteriorar en menor tiempo si quedan mojados, ya sea por una filtración en la virola o por un mal secado.

Algo que debes saber sobre cómo limpiar las brochas de maquillaje es que la mejor forma de secarlas es usando papel de cocina, debido a la capacidad de absorción que tienen. Después de esto, es recomendable dejarlas lo más vertical posible con los pelos hacia abajo para que escurra cualquier partícula de agua que haya quedado.

¿Por qué es importante limpiar las brochas?

Aprender a limpiarlas es sumamente importante para evitar diferentes problemas o situaciones nada deseables. Algunos de los beneficios de hacer esto correctamente son:

  • Garantizar óptimos resultados en cada maquillaje: los restos que se van acumulando limitan la capacidad de las brochas para absorber nuevo material, por lo que la calidad de los maquillajes se reduce cada vez más.
  • Prolongar la vida útil de las brochas: de igual forma, los residuos que permanecen durante mucho tiempo en las cerdas hacen que estas se endurezcan y, en cuestión de pocos meses o semanas, acabarán rompiéndose.

Evitar la aparición de afecciones en la piel: esto es lo más importante porque los diferentes elementos de los maquillajes se descomponen, propiciando la proliferación de bacterias que pueden causar infecciones al contacto con heridas o acné en tu rostro. Sin mencionar que las cerdas endurecidas pueden dañar ligeramente tu piel.

Hasta aquí ha llegado esta guía que tuvo como objetivo explicarte cómo limpiar las brochas de maquillaje. Recuerda que en Shoptize puedes encontrar una gran variedad de brochas y otros productos de maquillaje al mejor precio. Si lo deseas puedes seleccionar el importe que estás dispuesto a pagar y te enseñaremos las ofertas en productos de maquillaje que mejor se adapten a tu presupuesto, ¿A qué esperas?